27 de septiembre – El otoño llega a Granada

Podría anunciarse por televisión como el típico spot publicitario de unos conocidos grandes almacenes: “El otoño llega a Granada”.
Es bien conocido por todos que dicha estación queda inaugurada oficialmente en nuestra ciudad cuando sale la procesión de la Virgen de las Angustias el último domingo de septiembre. La provincia se vuelca por completo con este evento de culto religioso, por lo que el centro se baña de multitudes y el núcleo de la Fuente de las batallas se transforma por unos días en un precioso mercadillo de otoño donde los diferentes puestecillos y tenderetes familiares son los protagonistas con sus frutas y frutos de temporada: acerolas, azufaifas, membrillos, maholetas, serbas, granadas, boniatos, castañas, almecinas… Junto a ellos, destacan los puestos de obradores de panadería y pastelería que son el reclamo principal ese fin de semana con uno de los dulces más emblemáticos de la ciudad, la Torta de la Virgen.

Pocos datos documentados se conocen sobre el origen de la torta de la Virgen como tal, pero lo que sí sabemos es, que a finales del s. XIX, Andalucía sufrió grandes azotes con la peste y el cólera, de hecho en Granada murieron más de 6000 personas. Eran enfermedades tan contagiosas, que la gente no salía de su casa por miedo al contagio, porque aquel que enfermaba, moría.

Dejando a un lado este inciso, Granada se encontraba en una situación de desconsuelo total: Miles de muertes, enfermos y una situación de hambruna generalizada que azotaba aún más la población. Según se conoce, cuando esta situación mermó, fueron los panaderos del Realejo y el Campo del Príncipe, los que comenzaron a realizar la llamada “Torta de la paz” en Ofrenda y agradecimiento a la patrona en nombre de los supervivientes a las pandemias que habían asolado la ciudad, y como no, la fecha elegida fue el día que sacaban a la Virgen de las Angustias en procesión. Originariamente y dado que la situación económica era muy deprimida pues no tenían apenas para comer, se hacía con manteca de cerdo y rellena de cidra, que para los que no lo sepáis es una calabaza de piel muy dura y color verde amarillento con la que se hace el cabello de ángel, producto también otoñal, convirtiéndose así en un dulce típico que hacer cada año en la fecha indicada.

Hoy es costumbre salir con la familia, pasear por la mañana por el centro y comprar las frutillas de otoño y la Torta de la Virgen que a día de hoy ha evolucionado para mejor, pues se utiliza AOVE en lugar de manteca de cerdo y dado que los gustos cambian, cada obrador se ha ido adaptando y no solo se elaboran de cabello de ángel si no también de crema, chocolate o incluso pasas y nueces.

Este año resulta atípico, no podemos celebrar los diferentes eventos y cultos de nuestra ciudad como nos gustaría. No podremos visitar los puestos con sus frutillas, pero en los obradores, panaderías y pastelerías de la ciudad sí ofrecen la famosa Torta de la Virgen.
Desgraciadamente este año no hemos vivido estos momentos y por eso con este artículo queremos homenajear a todas aquellas personas que cada año lo hacen posible, deseándoles que muy pronto podamos volver a disfrutar de ello.


English version.-

It could be advertised on television as the typical spot of a well-known department store: «Autumn arrives in Granada».
It is known by all that this season is officially inaugurated in our city when the procession of the Virgen de las Angustias leaves on the last Sunday of September. The province is completely devoted to this religious worship event, so the city centre is bathed in crowds of people and the Fuente de las Batallas is transformed for a few days into a beautiful autumn market where the different family sales stalls are the protagonists with their seasonal fruits: acerola, jujube, quince, rowan, pomegranate, sweet potato, chestnut, almecina … Next to them, the stands of the bakery and pastry shops stand out and are the main attraction that weekend with one of the most emblematic sweets of the city, the Torta de la Virgen.
Few documented data are known about the origin of the Torta de la Virgen as such, but what we do know is that at the end of the 19th century, Andalusia suffered great scourges from the plague and cholera, in fact more than 6000 people died in Granada. They were such contagious diseases that people did not leave their homes for fear of contagion, because whoever got sick, died.

Leaving this aside, Granada was in a situation of total discontent: thousands of deaths, sick people and a situation of generalized famine that plagued the population even more. When this situation diminished, the bakers from Realejo and Campo del Príncipe, began to make the «Peace´s Torta» to thank the patron saint on behalf of the survivors of the pandemics that had ravaged the city. The date chosen was the day they took the Virgen de las Angustias out in procession.

Originally and given that the economic situation was very depressed because they had hardly anything to eat, it was made with lard and filled with citron, which for those of you who don’t know is a pumpkin with very hard skin and yellowish green color with which «the angel hair» is made, also an autumn product, becoming a typical sweet to make every year on this date.

Today it is customary to go out with the family, walk around the city centre in the morning and buy the autumn´s fruits and the Torta de la Virgen which has evolved for the better, since Extra Virgin olive oil is used instead of lard and since tastes change, has adapted and they are not only filled in of angel hair but also of cream, chocolate or even raisins and nuts.
This year is atypical and totally different, we can not celebrate the events and cults of our city as we would like. We will not be able to visit the stalls with their autumn fruit but you can go to bakeries and pastry shops of the city where they offer the famous Torta de la Virgen.
Unfortunately, this year we will not be able to enjoy these moments and so with this article we want to pay tribute to all those people who every year make it possible wishing that very soon we can enjoy it again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *